4ª Semana: Solidaridad Feminista

La huelga localizada en “La Canadiense” iniciada el 5 de febrero, motivada por el despido de ocho de sus empleados, y que había alcanzado su cenit el día 21 de febrero con el apagón general sufrido en Barcelona, acabó convirtiéndose en su cuarta semana de duración en una huelga verdaderamente general. El día 24 de febrero se sumaban los descargadores de muelles (consiguiendo tres días después mejoras de salario). El día 25 lo hacían los conductores de coches de alquiler. Pero es durante el día 27 de febrero que el movimiento huelguístico alcanzó unas proporciones inusitadas, extendiéndose a muchos otros sectores laborales. Concretamente es importante destacar la incorporación de los trabajadores de la tercera empresa energética de Catalunya, “Catalana de Gas y Electricidad”, así como los de la “Compañía de Gas Lebon”, los de la “Compañía General de Aguas de Barcelona”, los tranviarios (servicio propiedad de “La Canadiense”) e incluso los trabajadores de la casa Fich, encargados del alumbrado público. En este sentido la huelga alcanzó totalmente la industria del agua, el gas y la electricidad. El Sindicato Único de Agua, Gas y Electricidad de la CNT tenía el control de la situación. Romanones anunció también ese día su dimisión y se suspendieron todas las sesiones de las Cortes.

En este sentido la participación de las mujeres fue clave en el sector textil, donde como habíamos señalado en torno al 80% eran mujeres. En este sector los salarios eran terriblemente bajos y las jornadas laborales excesivamente largas. Una ley surgida en 1902 había reducido la jornada a 10 horas. Si bien es cierto que la mayor parte de mujeres no eran trabajadoras asalariadas, quedando relegadas al ámbito doméstico y dependiendo económicamente de sus maridos, también hay que señalar que en las primeras décadas del siglo habían ido incorporándose a la organización sindical. Las mujeres habían participado de forma importante en las huelgas generales de 1901 y 1902. También destacó su participación en los sucesos de la Semana Trágica de 1909. Desde 1910 a 1920 se produjo un aumento exponencial de la sindicación de obreras de la industria textil, participando en numerosas huelgas en este sector, destacando especialmente la de La Constancia en 1913. Finalmente, su papel fue clave en las huelgas de subsistencia de los años 1918-1919 para protestar contra el encarecimiento de la vida, y sumándose a la huelga general que nos atañe.


El cuarto acto que llevará a cabo CNT Barcelona en conmemoración por el centenario de la huelga de «La Canadiense» llevará por nombre: «Solidaridad Feminista». Aunque la CNT de entonces estaba lejos de declararse feminista, pues en aquel entonces se consideraba un movimiento de mujeres de clase burguesa, queremos abordar esta cuestión en la semana previa al 8 de marzo, día de la mujer trabajadora, y en la que CNT se ha sumado a la huelga general feminista. En el evento del próximo sábado 2 de marzo una compañera nos hablará de las protestas llevadas a cabo durante el año 1918 contra el encarecimiento de la vida, y de la huelga en el sector textil del año 1919, en que las mujeres tuvieron un papel clave. Después se llllevará a cabo una mesa redonda para debatir diversas luchas en las que están implicadas mujeres, y finalmente habrá una sesión de Cabaret. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *